Son la base fundamental de los paradigmas y las metodologías que se van a aplicar durante todo nuestro sistema.

Accesibilidad

Nuestro producto deberían ser usable para cualquier usuario, debemos construir productos perceptibles y operables.

Consistencia

Todos los equipos deben tener el mismo objetivo y deben hablarle de la misma forma al usuario, sea visualmente o por escrito.

Reutilizable

Cada hora que invertimos en algún componente debe servir para construir y evitar que tú o alguien más tenga que reconstruir nuestro trabajo.

Compartible

Debemos construir y trabajar con herramientas que nos permitan compartir todo nuestro trabajo.

Control de usuario

El usuario debe tener la sensación de control sobre el producto.

Perdón

Debemos permitir que el usuario pueda cambiar de opinión o repetir un proceso.

Percepción de estabilidad

Aún con plataformas robustas y complejas, el usuario debe percibir los procesos tan simples y familiares como sea posibles.